13 noviembre 2017

Un dilema de niñez en torno a Focus

EL ROBUSTO SEÑOR ROCK
Orestes se había quedado pensativo la noche anterior. Su hija de ocho años de edad, Simona -muy atenta y cómplice a los gustos musicales de su padre- le formuló una pregunta casi de seminario: "¿por qué de Focus, siendo un grupo tan power, se ha hablado siempre del guitarrista y del tecladista, y no tanto de los otros?". 

La consulta de la pequeña no era menor: Thijs van Leer -quien, además del órgano, también toca flauta traversa, canta a menudo al estilo tirolés y es, en cierto sentido, el líder la banda holandesa- y Jan Akkerman -un guitarrista que siempre ha sido considerado entre los mejores del rock progresivo, no sólo setentero- son sólo dos de los 20 integrantes que ha tenido la agrupación en su rico historial. "!¡20!", se alarmaba Orestes al chequear datos al respecto en Internet.


06 noviembre 2017

"Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño: a casi de 20 años de su publicación, más clásico que ayer

El recordado escritor nacional rompió esquemas con la gruesa novela de diversos personajes, prolongadas persecuciones y múltiples formas de interpretar. 

Una de las primeras sensaciones que me produjo la novela "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño, fue encontrar cierta familiaridad entre García Madero y  mi persona. No fue porque necesariamente me sintiera un adolescente y a la vez un proyecto de escritor, sino porque yo, a los 17 años (edad del personaje), tenía gustos definidos pero no muchas definiciones (valga la redundancia) en torno al actuar de mi vida, al igual que el muchacho.

Bolaño, fallecido en 2003 a los 50 años de edad, es objeto constante no sólo de admiración, sino también de reportajes, estudios y tertulias (y lo seguirá siendo). Aunque suene tosco decirlo, el personaje da para mucho.

El libro, publicado en 1998 y con importantes distinciones en la inmediata posteridad, tiene ese mismo espíritu: la inquietud, la búsqueda. Cesárea Tinajero no es necesariamente una diva pero sí un objeto de deseo y, a su vez, Ulises Lima y Arturo Belano, dos hombres deseosos no sólo de algún tipo de tesoro, sino de identidad de la que enorgullecerse.


30 octubre 2017

Vasconcelos: el "rey mago" de Colo Colo por casi siete años

Vasconcelos y Caszely en portada de
ejemplar de Revista Deporte, en 1981.
DESDE EL CÓRNER
El 10 brasileño no sólo fue puro talento con la elegancia de sus amagues y velocidad. También formó una gran dupla con Caszely.

En un país donde hay una tendencia insufrible a frivolizar para vender (sobre todo en el plano comunicacional de masas), el "portuñol" de figuras brasileñas del fútbol, como Severino Vasconcelos y Rubens Nicola nunca ha pasado inadvertido. Es como el "penal de Caszely", el "dedo de Jara" y un gesto poco feliz de Patricio Yañez en una clasificatoria de mundial que fue "bautizado" con su apodo y su apellido.

Es cierto que los jugadores de fútbol mencionados fueron o han sido lo suficientemente talentosos o efectivos como para llamar la atención en lo que se destacan, pero a veces ha primado la "cosa anecdótica" (y hasta cierto punto ridícula) para recordarlos o mencionarlos.

Hoy, uno de ellos, en este modesto espacio, tendrá una vez más la posibilidad de sobresalir: Severino Vasconcelos, el número 10 ("negro querido", al decir de Fernando Solabarrieta) de aquel Colo Colo que sumara tres torneos nacionales y tres Copa Polla Gol entre 1979 y 1985.