19 de agosto de 2016

Hasta el más mínimo peso cuenta

MOPENSES
A la hora de administrar el presupuesto, según experto, debemos considerar hasta la propina. 

Es como contradecir el espíritu del viejo dicho "la carreta delante de los bueyes" o aquella ley matemática que indica que el orden de los factores no altera el producto.

En consecuencia, en la ineludible tarea de administrar el dinero el orden lógico es -y debiese ser siempre- el disponible total, el ahorro y, luego, el gasto. El registro de egresos y cómo se van generando los gastos es un ejercicio que debe ser diario, dado que así se tendrá una idea de un promedio mensual, algo así como un referente, incluso más allá de tener claridad de aquellos meses en los cuales se producen mayores gastos en comparación al resto del año (el caso de marzo y diciembre).

16 de agosto de 2016

“Educando en el Ahorro”: claridad de necesidades y uso de planillas son claves

Psicóloga Mabel Ramos en taller
MOPENSES
En forma satisfactoria se efectuó taller organizado por Recursos Humanos SOP y Bienestar. 
 
Hay un ejemplo de carácter práctico que dice mucho respecto de lo que no debiese ser el ahorro doméstico: la abierta seducción que una oferta “x” de la vitrina de una tienda genera en una persona que, más allá de la necesidad urgente y quizás razonable de adquirir el producto aludido, aquélla se siente atraída por el anuncio atractivo (el precio módico como el mensaje principal), o por su forma, o por la idea de “merecérmelo” o simplemente que, “porque otros lo tienen, debo tenerlo yo”.
 

El "gordo" y el "flaco" a la salida de la escuela

El "gordo" y el "flaco" genuinos
Sitio Omar Zevallos
EN TERCERA CLASE
Comparto una semblanza de dos personajes de mis tiempos escolares "extraescolares".

Debe haber sido fines de los 70 o principios de los 80. Yo tenía unos 8 ó 9 años de edad. Uno de mis hermanos mayores, el más próximo en edad (cinco años más), me había informado que había dos graciosos vendedores de dulces a la entrada o a la salida de la escuela (era la Antártica Chilena, enclavada en Vitacura pero más pública que el sentido púbico de esa palabra hoy mismo).